sábado, 31 de enero de 2015

EE.UU. revela más de 12.000 casos de avistamientos OVNI

Estados Unidos en pleno 2015, ha desclasificado en formato digital más de 12.000 expedientes de posibles avistamientos no identificados correspondientes al llamado 'Proyecto Libro Azul', todos ellos comprendidos entre 1947 y 1969, en plena Guerra Fría.

Entre las más de 120.000 páginas desclasificadas que ahora se pueden encontrar en Internet, se encuentra recogido un caso sucedido en Zaragoza, el 28 de Agosto de 1960, en el que un militar de la antigua base americana da parte de una "alargada bola brillante y blanca, con color naranja y rojo en la cola", que volaba en línea recta y desapareció tras sobrevolar el cielo zaragozano entre cinco y diez segundos.



jueves, 29 de enero de 2015

Ovni en Rendlesham

George Taylor, residente en Rendlesham, ha grabado este pasado 25 de Enero, unas extrañas bolas con luces intermitentes sobre los bosques de Rendlesham, y lo mas extraño un helicóptero que parece perseguirlas.


miércoles, 28 de enero de 2015

NASA corta una transmisión en vivo por la aparición de un Objeto Volador No Identificado

Usuarios de las redes sociales acusaron a la NASA de cortar una transmisión en vivo, el 15 de Enero, después de que apareciera un Objeto Volador No Identificado en pantalla.
La transmisión era realizada en vivo desde la Estación Espacial Internacional, en el marco de un experimento realizado por la NASA para transmitir imágenes en vivo en HD.
El vídeo fue subido a las redes por varios seguidores del fenómeno y en él es posible observar el enigmático objeto emergiendo desde la Tierra, momento en que repentinamente se pierde la señal.
La NASA sigue sin pronunciarse.



lunes, 26 de enero de 2015

Las caras de Bélmez

Las caras de Bélmez son un fenómeno considerado por muchos como paranormal, que consistió en la aparición de pigmentaciones, identificadas como rostros, en el suelo de una casa ubicada en Bélmez de la Moraleda (Jaén, España). Parapsicólogos de todo el mundo se han interesado por el fenómeno denominado "teleplástias". El suceso fue considerado como el fenómeno paranormal más importante del siglo XX.

El 23 de Agosto de 1971, Doña María Gómez Cámara de Pereira, propietaria de la vivienda situada en la Calle Real número 5, descubrió en el suelo de cemento de la cocina una extraña mancha con aspecto de un rostro humano. Aquella cara, aparentemente de varón, tenía los ojos y la boca abiertos y unos largos trazos oscuros a modo de bigotes, que recibió el nombre de "La pava". María muy asustada, avisó inmediatamente a su familia y vecinos que a su vez trasmitieron la noticia al resto de los habitantes del pueblo. Unos aseguraban que era el rostro del Santo Cristo que se había aparecido milagrosamente. Otros afirmaban que era el retrato de un muerto que había sido enterrado vivo en aquel lugar.
Miguel Pereira, hijo de la propietaria de la vivienda, tomó la decisión de deshacerse de aquella cara picando el cemento donde reposaba el rostro. Sin embargo, según las declaraciones de los protagonistas, la supuesta cara reapareció días más tarde.

En septiembre, el diario "El Ideal" de Jaén publicaba la primera noticia sobre las extrañas caras bajo el título "Un rostro que aparece y desaparece de un fogón" donde se explicaba detalladamente que el mismo rostro había vuelto a resurgir en el mismo lugar en tan solo siete días. A su vez, el diario "ABC" publicaba en sus páginas que las caras de Bélmez se habían convertido en una lucrativa atracción turística.
Las reacciones no se hicieron esperar y fueron miles los curiosos que se acercaron a contemplar las misteriosas caras.

En los días siguientes, nuevos rostros surgieron en el suelo de la cocina y el pasillo de la casa. Aparecían y desaparecían, se desplazaban o se transformaban en otros.
Ante la magnitud que estaba alcanzando el acontecimiento, empezaron las investigaciones del fenómeno. El primer rostro había sido extraído de la casa para ser examinado y en los primeros resultados nadie detectó ni pintura ni ningún material añadido que acusara a las caras como fraude. Se llegó a solicitar una prueba para detectar si el supuesto fenómeno tenía que ver con algún tipo de manifestación de carácter radioactivo pero la respuesta vuelve a ser negativa.
Tras los resultados negativos de las anteriores pruebas, comienzan los trabajos de excavación en la casa. Durante estos trabajos aparecieron los primeros huesos de restos humanos, huesos de niños y ni un solo cráneo. Y a su vez, una nueva figura surgía del suelo con forma de feto.

El gran revuelo que estaba causando el fenómeno obligó a precintar la casa ante notario durante tres meses para comprobar la evolución del fenómeno. Pasado este periodo de tiempo, y ante la sorpresa de todos, algunas caras habían desaparecido y otras nuevas se habían formado.

La noticia se extendió rápidamente. Radio, prensa y televisión se hicieron pronto eco del suceso y empezaron a llegar personajes y expertos del mundo de la parapsicología como Germán de Argumosa, cuyo objetivo era destapar el supuesto fraude.
En una noche de febrero de 1972, recogieron una sobrecogedora psicofonía en la que se escuchaban lamentos y gritos de niños.
El diario "El pueblo" publicaba un reportaje con el titular "Las caras hablan" y el misterio de los rostros se había convertido en fenómeno sociológico con la visita de diez mil personas al día. 

El 25 de febrero de 1972, el diario "El pueblo" terminó con el misterio de las caras de Bélmez sacando su propia conclusión: son pinturas realizadas a base de cloruro y nitrato de plata sometidas a luz ultravioleta. Lo que hizo que poco a poco el fenómeno se convirtiera en motivo de burla y sufriera una bajada de interés mediático como de turismo.
Las autoridades sabían que no existía fraude alguno pero se encargaron de silenciar y desprestigiar el
el fenómeno de las caras de Bélmez para detener la histeria colectiva que había generado, la llamada "Operación Tridente", lo que llevó a aquellos rostros a que cayeran en el olvido pasados unos años.

En 1990, los periodistas Lorenzo Fernández e Iker Jiménez empezaron a investigar de nuevo en el caso ya que las caras seguían apareciendo tras haberse destapado el supuesto fraude.

En 2014 el programa de televisión Cuarto Milenio realizó una exhaustiva investigación demostrando la veracidad de las caras. Dos científicos analizaron, ante notario, las caras con el fin de descubrir el posible fraude. Tras extraer las muestras pertinentes (los dueños de la casa dieron permiso para extraer un trozo de una de las caras), el director general de la empresa de ingeniería química Medco, José Javier Gracenea, fue el encargado de analizarlas. Su diagnóstico fue que las caras no estaban hechas con pintura y no aparecía manipulación ni elementos externos. Además, se intentó pintar las caras utilizando diferentes métodos como disolvente de hormigón, ácido clorhídrico y nitratos de plata, quedando demostrada la imposibilidad de dibujarlas mediante dichas técnicas.
A su vez, Cuarto Milenio relacionó las caras con varias muertes violentas de algunos de los familiares de María Gómez durante la Guerra Civil y que tuvieron lugar en el santuario de la Virgen de la Cabeza en Andujar (Jaén).
Una fotografía de la familia de María revela las caras que podrían ser el misterio de Bélmez. Los datos muestran una concordancia entre los rostros de Bélmez y los familiares de María Gómez Cámara.

Concordancia Antropométrica Forense: 94%
Concordancia Antropométrica Forense: 94'5%
Concordancia Antropométrica Forense: 95%
Concordancia Antropométrica Forense: 92%
María Gómez falleció el 3 de febrero de 2004. Tras su muerte las caras de Bélmez han ido sufriendo una variación desde su aparición en 1971 degradándose poco a poco hacia la momificación de sus rostros.
Los investigaciones no han podido encontrar el motivo de las pigmentaciones y el fenómeno ha seguido desafiando cualquier concepto científico.

Actualmente, aún se puede visitar la vivienda aunque permanece cerrada desde la muerte de María en 2004. Un cartel en la puerta anuncia un horario de apertura los fines de semana así como el teléfono de contacto del hijo y la nuera de María Gómez.

El hombre del sombrero (experiencia personal)

Hola, ante todo, gracias por leerme, es mi primera entrada en este blog, y como tal, quiero explicar una de mis experiencias que hizo interesarme por los temas sobre ocultismo y misterio.

Era un niño de quince años en una tarde de verano, estaba con mis amigos como cualquier niño y más en época de vacaciones.

Nos causo curiosidad un rumor que corría sobre una "casa embrujada" y abandonada en medio del campo, era una casa solariega, nada alrededor, solo una inmensa explanada y al borde de esta un río y algunos árboles.

Empezamos a curiosear por el entorno, esperando nada, simplemente buscar un poco de aventura.

Cerca de la casa, a unos diez metros de ésta, vimos a un hombre, con unas ropas desaliñadas y oscuras, algo desaliñadas para la época del año y el calor que hacía, un sombrero gris ancho que ocultaba su rostro y una hoz en su mano rígida. Estaba totalmente inmóvil, su cabeza baja, no se inmuto al vernos, era como si no estuviéramos.

Ante tal visión corrimos, pensando que era algún cuidador de la casa, pero para nuestra sorpresa, al mirar de nuevo, ya no estaba, había desaparecido, haciendo imposible la posibilidad de que se fuera de allí tan rápido. Como comenté antes, estaba a unos diez o veinte metros de la casa, y nuestra mirada apenas se retiro de su gélido aspecto unos dos segundos.

Al paso de los años, según he leído muchas personas han tenido experiencias similares con el hombre misterioso del sombrero, y esta es la mía, que la quería compartir con vosotros.

Si alguien le ha pasado algo parecido, me encantara escuchar su historia, este es un blog personal, aparte de contar las más interesantes historias y noticias sobre misterio, quiero contar las mías y las de muchos de vosotros si así lo deseáis.

Nos vemos amigos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...